Gafas de sol también en invierno

Home / Accesorios / Gafas de sol también en invierno

Gafas-So-Real-Dior-Olivia-PalermoPorque las gafas de sol no son sólo para el verano, y porque quizá a algunas de nosotras después de tanto sol, tanto ajetreo y tanta fiesta nos ha ocurrido alguna “desgracia” con nuestras adoradas gafas… Este también es el momento para hacerse con alguno de los últimos modelos en gafas de sol.

Como en casi todo lo que se refiere a moda, están los modelos clásicos que nunca caducan, como las Aviator o Way Farer de Ray Ban para las menos arriesgadas y todo un abanico de diseños que siguen las tendencias del momento, algunos más contenidos y otros….. a los que hay que echarles “narices”.

Pero antes ¿qué os parece si repasamos algunos consejos a seguir antes de la compra y cómo utilizarlas?.

  • Gafas Prada 2015 2016La montura debe tapar  la ceja.
  • No elijas unas gafas que se escurran en el puente de la nariz.
  • Las patillas no deben presionar en las sienes, porque te acabará doliendo la cabeza.
  • Hablamos de gafas de sol, así que deben proteger los ojos del sol, los cristales demasiado claros no cumplen ese cometido.
  • Los cristales de colores, a pesar de estar bastante a la última, distorsionan bastante la realidad y casi siempre tendrás que quitarte las gafas para comprobar de qué color son realmente las cosas.
  • Por mucho que estén a la última los modelos super grandes, no le encajan a todo el mundo, las caras delgaditas y alargadas no admiten estos modelos.

Y por  último, unos cuantos consejos de protocolo:

  • Gafas Chanel Lily Rose DeepIntenta en la medida de lo posible quitarte las gafas de sol cuando estés hablando con alguien. Nada más incómodo que no tener contacto “visual” con la persona a la que te diriges.
  • Por supuesto quitárselas siempre en los interiores, en el restaurante, cafetería, o la casa de cualquiera.
  • Por la noche no se llevan gafas de sol (esto resulta evidente pero se olvida a menudo).
  • Tampoco se debe utilizar gafas de sol en ocasiones como bodas, ceremonias o cualquier tipo de celebración que exija una etiqueta en el vestir.
  • El único caso en el que todos los puntos anteriores no aplicarían sería el de algún tipo de problema en la vista para el que se recomiende proteger los ojos de la luz.
  • No abusar tampoco del gesto de colocarlas en la cabeza a modo de diadema, aunque es algo muy práctico y cómodo porque siempre están a mano, es evidente que ese no es su sitio.
  • Y para terminar algo que solemos pasar por alto casi todas: Las gafas de sol no se dejan nunca sobre la mesa; se guardan en su funda y en el bolso una vez que nos las quitamos.
Entradas relacionadas

Dejar un comentario